La Gaceta N° 213 del 07 de noviembre de 2016.

 

DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTACIÓN

RESOLUCIÓN SOBRE LA COMPETENCIA PARA FIRMAR

LAS RESOLUCIONES DE DETERMINACIÓN DE LA

OBLIGACIÓN TRIBUTARIA Y EL RECURSO DE

REVOCATORIA CONTRA LAS MISMAS

N° DGT-R-52-2016. —Dirección General de Tributación. —San José, a las ocho horas del catorce de octubre de dos mil dieciséis.

Considerando:

I.—Que el artículo 99 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, Ley N° 4755 de 29 de abril de 1971 y sus reformas, faculta a la Administración Tributaria para dictar normas generales para la correcta aplicación de las leyes tributarias, dentro de los límites que fijan las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes.

II.—Que el artículo 145 del citado Código, establece: “Contra el acto administrativo de liquidación de oficio, emitido con la disconformidad del sujeto fiscalizado, cabrá el recurso de revocatoria, bajo las siguientes condiciones: a) Este recurso será potestativo y, si se optara por interponerlo, se deberá presentar dentro de los treinta días hábiles siguientes a la notificación del acto de liquidación de oficio, ante el órgano de la administración territorial o de grandes contribuyentes, que lo haya dictado, el cual será competente para resolverlo. b) (…) c) La revocatoria somete a conocimiento del órgano competente, para su resolución, todas las cuestiones que ofrezca el expediente, planteadas en el recurso. (…)”.

III.—Que el artículo 149 señala: “Las sanciones administrativas tributarias serán impuestas por los órganos de la Administración Tributaria que dicten los actos administrativos mediante los cuales se determinen los tributos o, en su caso, los ingresos por retenciones a cuenta de ellos”.

IV.—Que el artículo 150 del mismo Código preceptúa: “Ante esa propuesta, el titular del órgano de la administración territorial o de grandes contribuyentes que esté tramitando el expediente, dictará la resolución imponiendo la sanción, si así corresponde, dentro de los cinco días hábiles siguientes. La resolución debe estar debidamente fundamentada y cumplir con los requisitos que le sean aplicables del artículo 147 de este Código. (…) Contra esa resolución cabrá el recurso de revocatoria ante el órgano de la administración territorial o de grandes contribuyentes que dictó el acto.”

V.—Que el artículo 77 del Reglamento de Procedimiento Tributario, Decreto Ejecutivo N° 38277-H del 7 de marzo de 2014 y sus reformas, regula que la competencia de la Administración Tributaria se limita por razón del territorio y de las funciones, siendo que las facultades de las Administraciones Tributarias Territoriales se circunscriben a los sujetos pasivos adscritos a éstas, de acuerdo con el domicilio fiscal registrado, salvo para la Dirección de Grandes Contribuyentes Nacionales, cuya competencia es en todo el territorio nacional, pero circunscrita únicamente a los sujetos pasivos registrados como grandes contribuyentes nacionales.

VI.—Que en concordancia con lo establecido en los artículos 70 y 129 de la Ley General de la Administración Pública, de aplicación supletoria de conformidad con el artículo 155 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, los cuales expresamente determinan que la competencia será ejercida por el titular del órgano respectivo y que el acto deberá dictarse por el órgano competente y por el servidor regularmente designado al momento de dictarlo, se tiene que los actos administrativos dictados por las Administraciones Tributarias Territoriales y de Grandes Contribuyentes Nacionales, deben ser emitidos por los órganos competentes según la función gestionada, y firmados por los respectivos titulares atendiendo a esta asignación de competencia, la cual se encuentra regulada en el “Reglamento de Organización y Funciones de la Dirección General de Tributación”, Decreto Ejecutivo N° 35688-H del 27 de noviembre de 2009 y sus reformas.

VII.—Que al disponer el legislador tributario en el artículo 149 citado, que las sanciones administrativas tributarias serán impuestas por los mismos órganos que dicten los actos mediante los cuales se determinan los tributos, y al establecer el artículo 150 siguiente que las resoluciones que imponen las sanciones deben ser dictadas por el titular del órgano de la Administración Territorial o de Grandes Contribuyentes que este tramitando el expediente, se concluye que la voluntad del legislador es que sean los gerentes de las administraciones tributarias territoriales o, en su caso, el Director de Grandes Contribuyentes Nacionales, los que resuelvan las impugnaciones presentadas contra el traslado de cargos y observaciones, dicten y firmen las resoluciones determinativas de impuesto y el recurso de revocatoria contra las mismas, así como la resolución confirmatoria cuando no se interponga impugnación. Lo anterior se reafirma con lo dispuesto en el artículo 150 citado.

VIII.—Que el Reglamento de Procedimiento Tributario dispone en su transitorio VI que el Director General de Tributación debe establecer mediante resolución general, el órgano competente de la Administración Tributaria que debe firmar los actos administrativos que determinan la obligación tributaria.

IX.—Que de conformidad con el artículo 174 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, no es necesario cumplir con el requisito previo de publicación de este proyecto de resolución, por cuanto se trata de un asunto que no está afectando intereses de carácter general o difusos, ya que es la ley la que establece la competencia para la firma de estos actos y de esta misma forma se ha venido aplicando hasta la fecha, por lo que no conlleva modificación alguna en la práctica. Por tanto,

EL DIRECTOR GENERAL DE TRIBUTACIÓN,

RESUELVE:

Artículo 1°—La competencia para resolver las impugnaciones presentadas contra el traslado de cargos y observaciones, dictar y firmar las resoluciones determinativas de impuesto y el recurso de revocatoria contra las mismas, dictar y firmar la resolución confirmatoria cuando no se interponga impugnación, le corresponde a los gerentes y subgerentes de las administraciones territoriales o, en su caso, al Director de Grandes subgerentes de las administraciones territoriales o, en su caso, al Director de Grandes Contribuyentes Nacionales y el Subdirector correspondiente, en forma conjunta.

Artículo 2°—Vigencia. Rige a partir de su publicación.

Publíquese. —Carlos Vargas Durán, Director General. —1 vez. —O. C. N° 3400029381. —Solicitud N° 68490.—(IN2016077470).