DGT-727-2019

San José, 17 de mayo de 2019

 

 

 

Señores

 [...]

Representante

Empresa  [...]  S.A.

 

 [...]

Secretario General

 [...]  

Presente

 

Notificaciones:

 

Correo electrónico:  [...] @msn.com

 

Fax:  [...]

 

Dirección: Oficinas Centrales de la  [...] , frente a Oficinas Centrales del  [...]

 

 

 

Asunto: Respuesta a consulta sobre recaudación del impuesto de valor agregado en los servicios de UBER

 

Estimados señores:

 

En atención a su oficio RAM-02-2019 del 30 de abril de 2019, recibido en el Despacho de la Ministra de Hacienda el 30 de abril de 2019 y en esta Dirección General el 06 de mayo del mismo año, mediante el cual solicita se indique cuáles serán los pasos que este Ministerio realizará en cuanto al cobro de las empresas de UBER del 13% del Impuesto al Valor Agregado; al respecto se le indica lo siguiente: 

 

 

I.               Antecedentes:

 

Indica que no se cobrará el dinero del impuesto por ser dineros de una actividad contraria a lo dispuesto en las Leyes No. 3503, 7969 y 8955, ya que es evidente que ellos están trabajando como empresa, no como una simple plataforma; agrega que reciben las llamadas de los usuarios, las transmiten a un operador, el transporte se cobra y agrega que el dinero es remesado fuera del país, retornando al país un 25% o un 30%, sin el pago de impuestos y demás usos.

 

Los consultantes citan los artículos 11, 12 y 13 de la Ley General de Administración Pública, respecto a la legalidad del servicio público. Además de mencionar el artículo 11 de la Constitución Política respecto a que los funcionarios públicos son depositarios de la autoridad y su obligación al cumplimiento de los deberes que la Ley impone.

 

 

 

II.                  Criterio de esta Dirección General:

 

Examinados los hechos indicados en el oficio de consulta y después de efectuado un análisis de los argumentos expuestos, esta Dirección General le manifiesta que: 

 

 

Respecto de la actividad que realiza UBER en el país, es oportuno indicar que le corresponde al  Ministerio de Obras Públicas y Transportes o la Asamblea Legislativa definir la legalidad de la actividad de UBER, para que de esta esa manera se pueda proceder a la correcta recaudación de tributos de estas empresas.

 

Sin embargo, cabe advertir que el artículo 30 de la Ley del Impuesto sobre el Valor agregado indica lo siguiente:

 

Artículo 30- Percepción del impuesto sobre el valor agregado en compras de servicios internacionales. Se faculta a la Administración Tributaria para que establezca el cobro del impuesto sobre el valor agregado por medio de aquellas personas físicas, jurídicas o entidades, que actúen como proveedores o intermediarios para poner a disposición de un consumidor final, según las disposiciones del párrafo segundo del artículo 4 de esta ley, compras de servicios por medio de internet o cualquier otra plataforma digital, que sean consumidos en el territorio nacional.


Sin perjuicio de lo indicado en el párrafo anterior, las entidades, públicas o privadas, que emitan tarjetas de crédito o débito de uso internacional, definidas para los efectos del presente artículo como emisores, deberán actuar como agentes de percepción, cuando sus tarjetahabientes, en calidad de contribuyentes según las disposiciones del párrafo segundo del artículo 4 de esta ley, realicen compras de servicios por medio de internet o cualquier otra plataforma digital, que sean consumidos en el territorio nacional.


La percepción a que se refiere el párrafo anterior será conforme a la tarifa referida en el artículo 10 de la presente ley y se aplicará sobre el importe bruto de la compra hecha por el tarjetahabiente. Este porcentaje corresponde al impuesto sobre el valor agregado que en definitiva le corresponda pagar al consumidor final que adquiera servicios por medio de internet o cualquier otra plataforma digital.

 

El tarjetahabiente, a quien se le haya efectuado la percepción prevista en esta ley, la aplicará como pago del impuesto sobre el valor agregado que se devengue por la compra de servicios por medio de internet o cualquier otra plataforma digital.


(…)” El resaltado no corresponde al documento original.

 

De acuerdo con lo antes indicado, el artículo 4 de esa misma Ley, se indica que son contribuyentes de este impuesto “las personas físicas, jurídicas, las entidades públicas o privadas que realicen actividades que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción, materiales y humanos, o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción, la distribución, la comercialización o la venta de bienes o prestación de servicios.” Además, se manifiesta que en el caso de la compra de servicios o de bienes intangibles, cuyo prestador no se encuentre domiciliado en el territorio de la República, el contribuyente será el destinatario del servicio o el bien intangible, independientemente del lugar donde se esté ejecutando, siempre que sea a la vez contribuyente de este impuesto, conforme a lo dispuesto en el párrafo primero de este artículo.

 

De conformidad con lo antes expuesto, serán los usuarios del servicio de UBER quienes sí deberán  pagar impuesto al valor agregado; esto debido al servicio transfronterizo que están recibiendo en el territorio nacional.  De esta manera, en el Reglamento al Impuesto sobre el Valor Agregado, Título I de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, No. 9635 de 3 de diciembre de 2018, que estuvo en consulta pública el 10 de abril, referente al impuesto al valor agregado, se reguló este tipo de servicios como “servicios digitales transfronterizos”.

 

Ahora bien, serán los agentes bancarios emisores de las tarjetas costarricenses, quienes fungirán como agentes de percepción del impuesto, es decir que cuando se lleve a cabo una transacción de este tipo, el banco captará el monto de impuesto y lo enterará al fisco; por lo que la tarjeta deberá contener los recursos suficientes, incluido el monto del impuesto, sino la transacción será denegada.

 

De esta manera, las empresas que no deseen que a sus clientes se les retenga el impuesto de la manera antes indicada, podrán inscribirse ante la Administración Tributaria  y ser  estos los que reporten y recauden el impuesto.

 

 

Atentamente,

 

 

 

Carlos Vargas Durán

Director General de Tributación

 

 

 

Francisco Fonseca Montero

Director de Tributación Internacional y Técnica Tributaria

 

 

 

MBenavidesR/JVillarrealG

 

C: archivo, consecutivo, Subdirección de Digesto Tributario, Despacho Ministra de Hacienda