CONTRATO DE PRÉSTAMO: Actividad préstamos de dinero. Convenio entre particulares. Intereses corrientes y moratorios. RENTA BRUTA: Totalidad de los ingresos recibidos. RENTA NETA: Renta bruta menos Costos y Gastos. CONVENIO ENTRE PARTICULARES PARA EFECTOS TRIBUTARIOS: No son aducibles en contra del fisco. FACTURA ELECTRÓNICA: Comprobantes electrónicos. Documentos que suministren será el respaldo del gasto. PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD: Principio de revelación suficiente.

 

 

“[…]

II.                    Consulta concreta

 

“¿Debe la empresa facturar por medio electrónicos únicamente los ingresos por intereses corrientes y/o moratorios, los cuales constituyen los ingresos ordinarios o renta bruta de la compañía, y así continuar confeccionando un recibo de dinero preimpreso para captar el dinero pagado por los clientes al momento de pagar las cuotas de los prestamos [sic] (abono al capital e intereses)?”  […]

 

IV.                 Criterio de esta Dirección General […]

[…] para efectos del cálculo del impuesto sobre las utilidades, se deben reflejar todos los ingresos, incluyendo los pagos a terceros y no sólo las comisiones y/o financiamientos u otros pagos por servicios.

 

De esta forma, los contribuyente  deben declarar todos los ingresos que generen sus actividades, incluyendo los ingresos percibidos por concepto de pago a terceros  y los otros montos que correspondan a su particular negocio, a efecto de obtener su renta neta y la base imponible sobre la que debe aplicar la tarifa del impuesto que corresponda. […]

 

[…] no solamente se deben facturar y registrar los ingresos por ingresos por intereses corrientes y/o moratorios que recibe su representada, sino también aquellos registros que de acuerdo al modelo de negocio elegido, correspondan a los servicios que la empresa asume como costos, para posteriormente trasladarlos por medio de la factura de cobro de servicios a sus clientes. Así las cosas, se estima que el contribuyente se encuentra obligado a declarar la totalidad de sus ingresos, costos y gastos, sin hacer exclusiones que la Ley no indica.

 

En consecuencia, esta Dirección General considera que la consultante debe registrar en su declaración del Impuesto sobre la Renta,  todos los ingresos que generen sus actividades, incluyendo los ingresos percibidos por abono al capital, intereses (corrientes y moratorios), a efecto de obtener su renta bruta y determinar la base imponible  del impuesto a partir de la deducción de los costos y gastos útiles y necesarios para determinar la renta gravable,  a fin de aplicar la tarifa del impuesto que corresponda según su actividad económica.

 

Por ello, en la factura electrónica que emita debe consignar todos los elementos que deba cobrar, mostrándolos por separado (cada concepto en cada línea de la factura electrónica), esto para poder determinar el monto de cada rubro, no solamente el ingreso neto (intereses corrientes y/o moratorios -de ese mes, meses pasados y/o futuros-). Así las cosas, el uso de formularios preimpresos no está autorizado para sustituir la factura electrónica. […]”